DOMÓTICA Y EL FUTURO QUE SIEMPRE ESTÁ LLEGANDO

No fue hace un par de años atrás, tampoco una o incluso dos décadas, imaginar cómo serían los hogares del futuro es algo que llevamos haciendo desde hace ya muchos años. El ser humano siempre ha estado y estará imaginando cómo será el futuro, es lo que nos permite seguir evolucionando, creando y también, condenándonos a un futuro que siempre está llegando.

ffgfg

La domótica es ese campo que más está aprovechando dichas ideas de futuro aunque también uno de los que más sufre la velocidad de innovación y la falta de un consenso o estandarización de las normas que se crean.

Años atrás ya se soñaba con hogares automatizados, futuristas, capaces de ofrecer las mayores comodidades a sus habitantes. Y uno de los puntos que más visiones generaba era la cocina. Muebles que tras insertar una tarjeta preparaban la receta, encimeras de inducción para calentar los alimentos y mecanismos con los que la comida llegaba sola a la mesa.

Ideas que en aquel momento dejarían sorprendidas muchas amas de casa pero que con el tiempo se han ido desdibujando.

Hemos sobrepasado el año 2000 y no sólo seguimos sin coches voladores, tampoco esas cocinas ni por supuesto trajes ajustados al más puro estilo de Kill Bill. Pero no pasa nada, lo que quedó en bocetos dio paso a otras ideas que sobrepasan lo imaginado. Claro que, aún hay mucho trabajo por delante. Hablamos del internet de las cosas.

El internet de las cosas es un concepto que hace referencia a la forma en que objetos cotidianos se conectan con internet y entre ellos. La idea propuesta por Kevin Ashton en 1999 cobra cada año más importancia. Tanto que, se estima que 50 mil millones de dispositivos estarán conectados en el año 2020, formando así su propia internet.

“En 2020 habrá más dispositivos conectados

a internet que personas”.

El problema es que si el avance es imparable, la falta de un nexo en común entre todos ellos está ocasionando más problemas que soluciones, convirtiendo a las soluciones domóticas actuales en un desastre si queremos incorporar de forma seria diferentes soluciones en nuestro hogar. Al menos por el momento.

FUENTE